Facebook Twitter Google +1     Admin

En la Provincia de Buenos Aires, hay cien mil delitos más que hace 5 años.-

Inseguridad.- Se denuncian 30 robos por hora, uno cada dos minutos. En Lomas de Zamora la tasa de crímenes casi triplica la del país.

.

Hay números que explican la sensación de hartazgo frente a la inseguridad que tienen los bonaerenses. Su temor es certero. Y su percepción de que cada vez están peor está justificada. Los datos de la Procuración General de la Provincia indican que en 2015 –último año relevado– se denunciaron 746.526 delitos, a un ritmo de 2.028 por día o, lo que es más escalofriante, 85 por hora. De este total, 263.953 presentaciones fueron por delitos contra la propiedad: 723 por día, ó 30 por hora. 

Aún sin contar la enorme cantidad de casos que no se denuncian, en la Provincia hay un robo cada dos minutos.

Pero las estadísticas no sólo revelan números elevados sino que exponen una degradación. Apenas 5 años antes, en 2010, se denunciaron 644.897 delitos: 100.000 menos que en 2015. Por entonces, la frecuencia era de 1.766 casos por día, o 73 por hora. Los robos también eran menos: 240.834 en el año, o 659 por día (27 por hora).

Los datos correspondientes a la sangre derramada no son más tranquilizadores. En 2015 en la Provincia hubo 1.217 homicidios dolosos (con intención), de los cuales 208 fueron en ocasión de robo. Uno cada dos días, como mínimo. Si se suman las tentativas de homicidios en situación de robo, que fueron 244, el resultado es que todos los días hay al menos una persona muerta o herida de gravedad en un episodio de inseguridad.La forma de dimensionar la cantidad de crímenes que hay en la Provincia es mirar la proporción por ciudadano. La media del país es de 6,6 homicidios cada 100.000 habitantes. El territorio bonaerense está por encima, con 7,98 asesinatos cada 100.000 habitantes. La tasa del Conurbano en particular es de 8,6 crímenes cada 100.000 habitantes y hay algunos partidos que registran datos aún más inquietantes: el municipio de Lomas de Zamora casi triplica la tasa nacional, con 16,39 asesinatos cada 100.000 habitantes; en Esteban Echeverría y en Quilmes la tasa duplica la media del país (12,96 y 12,18, respectivamente) y está en los mismos niveles que Rosario, la ciudad definida esta semana por el diario inglés The Economist como “la capital argentina del crimen”; en Lanús –partido muy movilizado por los crímenes en los últimos meses– la tasa es de 10,92 y en Zárate-Campana, donde el carnicero mató al ladrón, es de 9,5.

El diagnóstico no deja dudas. Lo que no está claro aún es cuándo empezarán a verse soluciones. Muchos vecinos empezaron a buscarlas por propia mano, como respuesta a un Estado ausente que ni siquiera aparece en los casos que mira el país entero: la Justicia no da señales claras sobre los límites de la legítima defensa y la Policía ni siquiera es capaz de atrapar a los asaltantes que, como en el caso de Zárate, logran escapar a la furia de las víctimas. Menos aún logra proteger a éstas de amenazas dramáticas como la que le hicieron ayer al carnicero más famoso de la Argentina.

19/09/2016 16:53 Gustavo TRIMARCHI #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris