Facebook Twitter Google +1     Admin

Se celebran los 30 años de democracia ininterrumpida.

 

Un 30 de octubre, pero de 1983, volvió la democracia a la República Argentina. Ese día se celebraron las primeras elecciones después de siete años de dictadura cívico-militar, en las que fue electo Raúl Ricardo Alfonsín como presidente de la Nación. Marcaron un hito no sólo por el regreso de la democracia a la vida política argentina sino porque desde ese momento no hubo más interrupciones a la vida institucional: por primera vez en la historia, nuestro país celebra treinta años de continuidad democrática.

La campaña de 1983, en las que la Unión Cívica Radical se coronó como vencedora, es recordada por la masividad de sus actos de campaña. Los argentinos, hartos de la opresión, copaban las calles para festejar la llegada de la libertad. El último acto de Alfonsín, por ejempló, logró reunir a cientos de miles de personas en el Obelisco porteño.

Su discurso estuvo centrado en la defensa del Estado de Derecho y la importancia de respetar la Constitución Nacional; por eso, uno de sus latiguillos de campaña fue citar el preámbulo de la Carta Magna. Refundar la vida democrática argentina sobre un nuevo pacto social: esa era su idea-fuerza. “El pueblo unido, sin distinciones entre peronistas y antiperonistas, radicales o antirradicales, hará su tarea para defender los derechos de todos”, gritó ante una ovación.

 

 

30/10/2013 21:54 Gustavo TRIMARCHI #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris