Los judiciales de Quilmes se reunirán con la Corte para manifestarse contra persecución gremial.

El gremio asegura que ciertos aprietes y traslados que han sufrido muchos de sus compañeros de Provincia, pueden ser interpretados como "persecución gremial" por las huelgas realizadas el año pasado. El miércoles 13 se reunirán con la Corte para terminar con esos ajustes.
El 2012 fue un año histórico en cuanto a las huelgas del gremio. En total, fueron 72 días de lucha. En Quilmes, se llegaron a hacer más de cinco tomas del edificio. Esto, según la Asociación Judicial Bonaerense de Quilmes, fue la causa de que muchos de los trabajadores del gremio estén sufriendo aprietes, traslados y sumarios.
Nahuel Staffa, secretario adjunto de Asociación Judicial Bonaerense de Quilmes, explicó: "El encuentro que haremos el 13 de febrero es exclusivamente para tratar el tema de las persecuciones gremiales.
Tenemos compañeros que han sido sumariados, procesados, trasladados a otras dependencias, fruto de un apriete que hace la Corte para quienes ejercieron su derecho a huelga. Estos compañeros, obviamente, están siendo respaldados por el gremio. Entonces, citamos a esta reunión con urgencia, y nos la concedieron el 13 para ver cómo podemos cambiar a esta situación. Nosotros siempre buscamos el diálogo".
 
Según Staffa, en la reunión se planteará buscar el cese del conflicto, para que "los compañeros dejen de ser perseguidos". "La petición es simple y compleja a la vez, porque las herramientas que utiliza la Corte para subordinar a los compañeros son indirectas: traslados, aprietes y sumarios. No es algo completamente implícito o directo. Esto nos resulta angustiante, porque la persecución no involucra un proceso judicial, sino que se incrementa desde el lugar de trabajo".
13/02/2013 15:56 Gustavo TRIMARCHI #. sin tema