Facebook Twitter Google +1     Admin

Certifica.com


Buenos Aires, 4 de junio.- Un hombre fue condenado hoy a ocho años y cuatro meses de cárcel por atropellar y matar al joven Matías "Pato" Cardozo mientras corría una "picada" de autos en 2008, en la localidad bonaerense de San Martín.
El fallo, que fue unánime, recayó sobre Víctor Hugo Altamirano (34), quien había llegado libre al juicio pero quedó detenido tras conocerse la sentencia.
Este mediodía, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de San Martín condenó a Altamirano por el delito de "homicidio simple con dolo eventual" y ordenó su inmediata detención por considerar que existía riesgo de fuga.
Es que está pendiente una resolución de la Suprema Corte de Justicia bonaerense respecto del pedido de eximición de prisión presentado desde el inicio de la causa por la defensa de Altamirano que luego apeló cada vez que le fue rechazada.
Diego Ontiveros, abogado de la familia Cardozo, explicó a Télam que al no haber una resolución firme respecto de esa cuestión es que el ahora condenado llegó libre al debate oral.
Sin embargo, a partir del fallo de hoy, Altamirano fue retirado esposado y con custodia policial del recinto de la sala A del entrepiso del edificio judicial situado en Ricardo Balbín 1750 de San Martín, donde se leyó el veredicto.
Además, Ontiveros indicó que los jueces María del Carmen Paz, Miguel Ángel Bacalhau y Julián Descalzo ordenaron investigar las "picadas" que se llevan a cabo en el lugar donde murió Cardozo y el supuesto rol de la policía de la zona.
"Es un fallo ejemplificador. Queríamos que la Justicia empezara a cambiar en los casos de muertes por accidentes de tránsito, que generalmente son considerados hechos culposos", dijo a Télam Noemí Romero de Cardozo, madre de "Pato".
Acompañada por familiares y amigos que vistieron remeras amarillas con la inscripción "El Juicio" y una imagen fotografiada de la víctima, la mujer agregó: "Ahora estamos más tranquilos. Este fallo nos da un poco de paz y fuerza para seguir trabajando".
Es que Noemí fundó tras la muerte de su hijo la ONG "Malditas Picadas" que trabajaba en la concientización de la población para que no corran con sus autos.
En su alegato de la semana pasada, el fiscal del juicio, Rodolfo Domínguez, había pedido al tribunal que condenara a Altamirano a nueve años y medio de prisión por "homicidio simple con dolo eventual" y ordenara su inmediata detención.
Por su parte, el abogado de la familia Cardozo había solicitado una pena de 10 años y 6 meses de prisión, al tiempo que coincidió con el fiscal en solicitar también la detención de Altamirano.
Mientras que el abogado Omar Gauna, defensor de Altamirano, había pedido una condena de tres años de prisión en suspenso pero por "homicidio culposo".
Este delito se castiga con penas de seis meses a cinco años de prisión, mientras que una condena por "homicidio simple con dolo eventual" tiene una escala de ocho a 25 años.
El debate, durante el que Altamirano no declaró, comenzó el 21 de mayo, cuando siete testigos del hecho declararon que el acusado corría una "picada" contra otros dos autos y que su vehículo fue el que atropelló y mató a Cardozo.
En otra jornada del juicio, tres peritos de la Policía Científica coincidieron en que el imputado conducía su Fiat Bravo azul a una velocidad de entre 80 y 100 kilómetros por hora al momento de atropellar a Cardozo, cuando la permitida era de 60.
Estos peritos ratificaron que el rodado tenía pegado varios stickers de empresas dedicadas a la competición automovilística y en la puerta del conductor uno con la inscripción "Altamirano V. (+)", similar a los que colocan los corredores profesionales.
Durante el debate también declararon los policías que secuestraron el auto de Altamirano en la casa de sus padres, quienes dijeron que "el vehículo estaba oculto en el fondo y le habían sacado la chapa patente", según explicó Ontiveros.
Mientras que un último testigo presencial dijo haber visto a Altamirano correr una "picada" en avenida Constituyentes e Illia, de San Martín, media hora antes de que atropellara a Cardozo.
El hecho ocurrió la noche del 16 de junio de 2008, cuando "Pato" Cardozo (23) iba hacia una estación de servicio a comprar una tarjeta de teléfono celular para llamar a su novia.
Cuando se disponía a cruzar la avenida Presidente Perón, esquina Alvear, aparecieron tres vehículos que venían a gran velocidad y pasaron con semáforo en rojo.
Uno de los vehículos sobrepasó por la izquierda a un auto que respetaba el semáforo, mientras que el Fiat que conducía Altamirano lo hizo por la derecha, de contramano, y atropelló a Cardozo cuando cruzaba por la mitad de la avenida.
El joven fue lanzado a más de 30 metros del lugar, sobre la vereda, y el conductor escapó, sin asistirlo.
Según testigos, Altamirano cruzó varios semáforos en rojo para escapar e incluso pasó por un destacamento de la Policía Buenos Aires 2 con el auto destrozado, echando humo, el parabrisas roto y una gran pérdida de aceite, aunque nadie lo detuvo.
Recién tres meses después del hecho, Altamirano, ya imputado en la causa, se presentó ante la Justicia.

 

04/06/2012 23:00 Gustavo TRIMARCHI #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris