Facebook Twitter Google +1     Admin

Elecciones en el CAQ. El Suburbano Digital.

(Por Christian Skrilec) Desde ya no nos referimos a las bogas de río, esas que pueden pescarse con mosca, sino a los otros, a los abogados. Esos profesionales tan amables que suelen ser bautizados con apodos tales como cuervos, buitres, caranchos, sacapresos, bolseros, aves negras, mayoristas, vampiros, y tantas otras nomenclaturas que han sabido ganarse con el peso de su trayectoria. Bue-no, tampoco son todos malos, creo.

Hecha la salvedad, digamos que la política de Quilmes atraviesa un momento en que genera poco. Veníamos prediciéndolo, la reelección de Gutiérrez más la confusión opositora más un Concejo Deliberante sin brújula, dan como resultado que la noticia más comentada en el ámbito periodístico político sea la elección del Colegio de Abogados de Quilmes. ¿Y a quién le importa la elección del Colegio de Abogados? Justamente a los abogados, que en nuestra ciudad, abundan como las moscas. Es cierto que los Tribunales, los infinitos juzgados, y los tiempos que corren, colaboran para esta proliferación de letrados.

En síntesis, si usted no es del palo puede dejar de leer, pero sino tiene a mano ni siquiera el reverso de un sobrecito de azúcar para entretenerse mientras desayuna, continúe.

A la fecha, seis agrupaciones de abogados decidieron unificar criterios y pelear por la conducción de los abogados, las cabezas visibles de este grupo son los doctores Saladina “Sally” Álvarez Peña, Fernando “Teto” Zolezzi, y Walter Di Giuseppe. Del otro lado y bajo el amparo de la tradicional Agrupación Verde, está el Dr. Bienvenido “Beve” Basalo.

Ahora, algunas notas de evaluación periodística sobre la contienda. El ataque opositor a la conducción del Beve parece razonable, el Colegio se conduce a través de un Consejo, que funciona poco, y en los últimos meses, nada. La institucionalidad del mismo aparece precaria, y las renuncias de los vice presidentes y laderos de Basalo, confirman la teoría.

Los abogados Jorge Di Nucci, Adrián Carrascal y Gustavo Trimarchi, presentaron sus respectivas renuncias, aunque alguna de ellas permanecería cajoneada mientras el oficialismo trata de revertirla. La intención del Beve de perpetuarse en la titularidad del Colegio hizo mella en la tropa propia.

Por otra parte se puede decir que el Colegio funciona, pese al estilo unipersonal de Basalo. Se dan cursos, se entregan diplomas, se hacen eventos, y mayormente los beneficiados son los abogados jóvenes, que suelen interesarse oportunamente en la elección del CAQ.

Asimismo debe agregarse que la política mete la cola, no en vano hay tanta afinidad entre los abogados y la política. Basalo es un hombre del ex intendente Sergio Villordo, y éste, hace del CAQ uno de sus últimos bastiones en el distrito. El nuevo Frente, el que va por la renovación del Colegio, tiene también sus hombres vinculados a la política, como Walter Di Giuseppe, quien actualmente ejerce como Secretario de Legal y Técnica de la gestión Gutiérrez. Los actores relacionados a la política son numerosos, pero no vale la pena abundar en la nómina, sobre todo cuando desde ambos sectores se manifiesta el deseo de “despolitizar” el CAQ.

El duelo está en marcha. Por un lado Bienvenido Basalo, por el otro, falta definirlo. Di Giuseppe tiene ganas, pero si de despolitizar se trata, tendría su cargo municipal en contra. Álvarez Peña es una eterna competidora, lo que también la condiciona como eterna perdedora. El nombre que trasciende con fuerza es el de Zolezzi, no obstante algunos especulan con algún tapa-do como Carrascal u otro ex Verde. En días se conocerán las definiciones.

14/03/2012 21:46 Gustavo TRIMARCHI #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris