Facebook Twitter Google +1     Admin

Massa dejó libre el camino para la reelección de Scioli.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el intendente de Tigre, Sergio Massa , acordaron ayer en un restaurante de la Costanera conformar una "lista de unidad" encabezada por Scioli para buscar su propia reelección, con miras a las elecciones primarias abiertas y simultáneas del peronismo bonaerense del 14 de agosto próximo. De ello surge que Massa no competirá, como amagaba, para la gobernación.

La prenda del acuerdo fue la integración de políticas en seguridad con la creación de las policías de prevención local; la descentralización de facultades para los municipios; obras públicas, y la complementación de equipos en el futuro gobierno y en las listas de unidad de legisladores provinciales.

En cambio, según confiaron a La Nacion altas fuentes de ambos sectores, habrá sí competencia electoral interna a nivel municipal, entre candidatos a intendente y a concejal de diversos sectores del peronismo.

Scioli y Massa se reunieron durante media hora a solas en el restaurante Gardiner, de la Costanera. Y luego sumaron a sus equipos de gobierno durante una hora, con los cuales afinaron los detalles. Por el sciolismo, estaba su jefe de Gabinete, Alberto Pérez, clave en el diálogo con Massa; por el massismo concurrió el intendente de General Villegas, Gilberto Alegre, entre otros laderos.

"Massa respalda la lista de unidad que encabezará Scioli precandidato único a gobernador por el PJ; es un gesto de responsabilidad y de actitud constructiva", dijo a La Nacion una fuente vinculada a Scioli.

En rigor, Massa, de 39 años y ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, privilegió el reclamo de unidad del consejo nacional del PJ, hace dos semanas, y prefirió no sacrificar su futuro con un desgaste prematuro en su partido.

"Sergio tiene tiempo por su edad y no aparecerá peleando cargos", señalaban a su lado. Massa no lo adelantó ni lo hará, por ahora, pero lo más probable es que se presente a la reelección en el municipio de Tigre.

"Veremos; no estoy apurado", suele decir Massa. Lo único que enfatizó ayer es que respaldará a Scioli.

Unidad y diálogo

Con la foto del abrazo de ambos se buscó revestir de un clima de unidad y diálogo al congreso provincial del peronismo que se hará hoy, a las 9, en el partido de Tres de Febrero. En esa reunión se expresará un "respaldo" a la reelección de Cristina Kirchner y de Scioli, pero no se proclamarán candidaturas, para lo cual hay plazo hasta el 25 del actual.

Un dato curioso: pese al recelo de algunos kirchneristas a las figuras de Scioli y de Massa, en el entorno de Cristina Kirchner confiaron a La Nacion que la escenificación del acuerdo se hizo con la bendición de la Presidenta, que ayer concluyó su viaje a Italia.

La jefa del Estado aún no terminó de definir del todo su postulación a la reelección presidencial y ante una hipotética decisión de no presentarse considera necesario que los dos dirigentes con mayor intención de voto en la provincia se muestren juntos. "Scioli tiene la total confianza de Cristina", dicen en el kirchnerismo.

Después del encuentro, los equipos de Scioli y de Massa destacaron pomposamente la voluntad de sumar y unir esfuerzos "responsablemente" por el peronismo y la provincia, frente a los próximos comicios de octubre.

Ello se traducirá, seguramente, en la conformación de listas comunes de legisladores provinciales integradas por el sciolismo, el massismo, otros intendentes, movimientos sociales y por La Cámpora. También Massa aspira a negociar espacios de poder en la futura gobernación.

"Los candidatos a intendentes y a concejales se dirimirán con internas y eso movilizará al peronismo", dijeron. "Pero lo importante es definir políticas y conductas para sumar", agregaron. Se habló de futuras obras provinciales y municipales y del pedido de Massa para poner en marcha una policía municipal y una mayor descentralización que dote a los municipios de más capacidad de respuesta y de facultades.

La policía municipal reportaría a la bonaerense, pero sería coordinada con los municipios. La seguridad será un eje de campaña de Scioli. Massa dirá, también, que se inclinó por la unidad para terminar en los próximos cuatro años lo que comenzó en seguridad, cloacas, agua y obras viales.

Massa y Scioli comenzaron a dialogar en serio sobre la unidad luego de que el dirigente taxista Omar Viviani, de la CGT, lanzó la candidatura de Massa a gobernador. Ni el intendente ni Scioli quisieron quedar condicionados por el jefe de la CGT, Hugo Moyano, en su pelea con el Gobierno, que hoy transita una tregua.

UN TRATO PARA BLINDAR LA PROVINCIA

 

  • Sin internas. El acuerdo entre Scioli y Massa implica que sólo habrá una fórmula oficialista para la gobernación en las internas del 14 de agosto. Massa y un grupo de intendentes amenazaba con presentar una postulación alternativa.
  • Las listas. En el diálogo entre el gobernador y el intendente de Tigre se habló de un reparto equitativo de los lugares en las listas para la Legislatura bonaerense.
  • La próxima gestión. Massa quiso asegurarse promesas concretas en el reparto de fondos, ante una eventual nueva gestión de ambos después de las elecciones de octubre.
  • La policía municipal . El intendente de Tigre quiere que los municipios manejen su propia policía y espera que Scioli impulse abiertamente un proyecto en ese mismo sentido, algo que es muy resistido en la policía bonaerense.
  • El futuro. Aunque no lo dijeron explícitamente, los dos se imaginan "ascendiendo" en 2015. Scioli intentará pelear por la presidencia y Massa, por la gobernación.
  • La palabra de Cristina. Como pasa en otros distritos, los acuerdos entre oficialistas quedan supeditados a la palabra de la Presidenta. Ella esperaba que no hubiera internas

 

04/06/2011 13:13 Gustavo TRIMARCHI #. sin tema