Facebook Twitter Google +1     Admin

NO ES EL CAMINO ADECUADO

En los últimos días se han producido en distintos edificios de los Tribunales de la Provincia de Buenos Aires graves disturbios con motivo de las medidas de fuerza que mantienen los empleados judiciales (Asociación Judicial Bonaerense) en reclamo de mejoras salariales. Los empleados han endurecido sus protestas impidiendo el ingreso del público a los edificios donde funcionan organismos jurisdiccionales empleando en algunos casos la fuerza para hacerlo, agrediendo a abogados y público.-

            Se han manifestado también con agresiones o agravios hacia los Colegios de Abogados como los de los Departamentos Judiciales de Moron, Lomas de Zamora, Quilmes y Mar del Plata, molestos por el reclamo de los abogados para que, más allá de las medidas del personal, se mantenga el acceso a la justicia en cumplimiento de la garantía del artículo 15 de la Constitución de la Provincia. Se han formulado graves alusiones hacia  los Colegios, Directivos y Abogados, llegando al empleo de fórmulas que creíamos desterradas en nuestra sociedad, haciendo alusión a la triste época de la dictadura y a la figura de los desaparecidos, en represalia por el sólo reclamo de que se garantice el acceso a los organismos de justiciables y abogados.-

            Es absolutamente legítimo el derecho a reclamar por mejoras en las condiciones de trabajo y la huelga es un derecho consagrado en la Constitución Nacional, pero es igualmente legítimo el derecho de otros ciudadanos (quienes requieren el derecho de justicia) y de otros trabajadores (los abogados) para que se les permita, con las limitaciones que puedan generar las legítimas protestas de los trabajadores judiciales, acceder al servicio de justicia.-

            Lo que resulta ilegítimo y constituye un verdadero atropello, es pretender tener mejor derecho que el resto de la ciudadanía impidiendo que se ejerzan otros derechos que tienen igual jerarquía, y lo que torna aún más ilegítimo ese reclamo es utilizar la violencia, la agresión y el agravio como método para reclamar el reconocimiento de sus derechos.-

            Se ha llegado incluso a la advertencia -que puede constituir delito-, de represalias contra los abogados en el futuro, cuando normalizado el servicio debamos presentar escritos, realizar peticiones, pedir notificaciones, etc. y sean ellos, los huelguistas, quienes deban atender esas peticiones de justicia.-

            Exigimos por ello que cesen los actos de violencia, amenazas, intimidaciones y agravios y declaramos que no cesaremos en nuestro reclamo para que se garantice el libre acceso a la justicia para todos los justiciables y abogados.

15/04/2011 14:34 Gustavo TRIMARCHI #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris